MANTENIMIENTO 2018-03-25T23:17:56+00:00

MANTENIMIENTO

El mantenimiento industrial es un conjunto de técnicas y normas establecidas para que se dé una conservación adecuada de las instalaciones y maquinaria en una instalación. Las estrategias de mantenimiento planificado, deben ser entendidas como un proceso productivo con entidad propia dentro de la estructura de una empresa, ya que garantiza la continuidad de la explotación de los equipos, el aumento de su vida útil y la planificación logística de paradas, previsión de repuestos y costes asociados a la capacidad/pérdida productiva de los equipos.

La carencia de la planificación sobre el desgate o deterioro de un equipo, conlleva a una explotación continuada hasta la rotura o fallo del sistema, obligando a efectuar paradas de operación para reparaciones correctivas. Esta dinámica provoca pérdidas de operación, costes y plazos de vuelta a la actividad imprevistos

Una correcta estrategia de mantenimiento permite el ahorro de tiempo y dinero a la organización, mejorando la rentabilidad y explotación de los sistemas:

La concepción que la empresa tiene de los servicios de mantenimiento se basa en una estructura del conocimiento como herramienta clave para la gestión de nuestra actividad. Desde la visión de servicio de Coterena, existen dos ejes básicos de actuación:

  • Diagnóstico. Desde una óptica no invasiva, se realizan estudios que permitan establecer los distintos grados de funcionalidad de cada equipo. Mediante análisis de vibraciones (condition monitoring), estudios de presiones/temperaturas, ruidos, desgastes o desalineaciones, endoscopia, etc…; junto a los análisis de potencia y emisiones, permiten a nuestros técnicos establecer los diferentes grados de operatividad de un sistema, ofreciendo un marco de trabajo que permita definir la necesidad de actuación sobre los equipos.
  • Planes de mantenimiento. Ajustándose a la tipología de cada instalación, y al tipo de estrategia de mantenimiento seleccionado, se elaboran planes específicos para tipo de cliente, ofreciendo no solo sistemas de control, indicadores de estado y estudios de operatividad, si no que se acompañan con planes de gestión de repuestos que permitan cerrar la cadena de suministro, mejorando tiempos de respuesta y ahorro de costes.

Mantenimiento preventivo:

Son aquellas actuaciones e control de estado de los equipos, llevadas a cabo de manera planificada y programada en el tiempo, a fin de asegurar la disponibilidad de los equipos y reducir los costes por parada de actividad, en base a estudios estadísticos. Es un tipo de mantenimiento sistemático, es decir, se interviene aunque el equipo no haya dado síntomas de tener un problema

Mantenimiento predictivo:

Sobre procesos temporales predeterminados, mediante el sistema de monitorización, control y análisis del estado de los equipos, junto a la detección precoz a través de los ensayos de vibraciones,  se puede determinar el grado de deterioro y las posibles necesidades de actuación sobre los elementos controlados.

Este resultado permite estudiar el momento idóneo de actuación para garantizar un mayor rendimiento del sistema.

Mantenimiento Cero Horas (Overhaul):

Es el conjunto de tareas cuyo objetivo es revisar los equipos a intervalos programados bien antes de que aparezca ningún fallo, bien cuando la fiabilidad del equipo ha disminuido apreciablemente de manera que resulta arriesgado hacer previsiones sobre su capacidad productiva. Dicha revisión consiste en dejar el equipo a Cero horas de funcionamiento, devolviendo a los componentes  del equipo a su estado original, devolviendo a cero a todos los contadores de la instalación.

Mantenimiento proactivo:

Combinando las técnicas de monitorización de cargas con el estudio de los parámetros de procesos, se da un paso adelante con respecto al mantenimiento predictivo, ofreciendo equipos de monitorización permanente que muestren lecturas en tiempo real de las situaciones de trabajo de los sistemas mecánicos y energéticos.

La identificación de las causas de comportamiento por modos de trabajo y propiedades de los equipos, permiten la definición de una estrategia de mantenimiento en el tiempo adecuada a la realidad de cada modelo de actividad. En este punto, Coterena aspira a convertirse en un socio de referencia en todo el espectro de actuación sobre equipos mecánicos y periféricos en instalaciones marinas y terrestres.